Buscador de noticias

Ingrese palabras a buscar (separadas por coma)

|  Portada  |   Locales  |  Regionales  |  Provinciales  |  Nacionales  |  Internacionales  |  Deportes  |  Cultura y Espectáculos  |

 

RETROCESO EN BRASIL TRAS EL GOLPE A DILMA
Dos años de Temer sin nada para celebrar

Más de cinco millones de brasileños han sido excluidos del programa social más importante y visible de los tiempos de Lula y Dilma, el Bolsa familia. Otro programa social, Mi casa, mi vida, sufrió un severo recorte.


Temer pretende presentarse a la reelección, pero sólo un 1% de los brasileños votaría por él.



El sábado, 12 de mayo, se cumplieron dos años del golpe institucional que instaló Michel Temer en el despacho presidencial. 

Hasta entonces él era una figura un tanto oscura, cuya carrera de diputado se resumió básicamente en articular alianzas, luciéndose como alto especialista en operar el balcón de negocios en que se basa el sistema político brasileño. Exactamente por su habilidad en articular y controlar la mayor parte de su partido, el PMDB, fue señalado por Lula da Silva para ser el vice de Dilma Rousseff en dos elecciones seguidas. Sin embargo, en lugar de usar esa experiencia acumulada para asegurar mayoría en el Congreso, como hizo en el primer mandato de la presidenta traicionada, optó por emplearla a la hora de armar el golpe institucional.

Para celebrar la ocasión del aniversario de su llegada a la presidencia, Michel Temer programó una serie de eventos. En una clara muestra de su casi insuperable capacidad de hacer el ridículo, la invitación para la ceremonia ostentaba el slogan especial para la fecha, elaborado por su publicista: “Brasil volvió, veinte años en dos”.

Tan mediocre como su jefe, el publicista no se dio cuenta de que podría pasar lo que pasó: en las redes sociales se eliminó la coma, y en pocos minutos circulaban miles y miles de bromas, confirmando lo que todos o casi todos saben: con Temer, “Brasil volvió veinte años en dos”.

En su largo discurso de celebración, Temer dio luminosas muestras de otro de sus talentos: mintió, mintió y mintió. Sin demostrar el menor temor al ridículo, afirmó, solemne, que “hoy me informaron que en abril fueron creados 115 mil puestos de trabajo”. 

La verdad es que el respetado IBGE (Instituto Brasileño de Geografía y Estadística) indica que en el primer trimestre del año el desempleo creció 1,3%, alcanzando la marca de 13,1% de la mano de obra, lo que significa poco menos que catorce millones de brasileños. 

Por donde quiera que se mire, el retroceso en esos dos años es brutal. Por primera vez desde 2015, por ejemplo, aumentó el número de analfabetos brasileños. Más de cinco millones de brasileños han sido excluidos del más importante y visible programa social de los tiempos de Lula da Silva y Dilma Rousseff, el “bolsa familia”. Otro programa transformador, el “Mi casa, mi vida”, de viviendas populares, sufrió un corte de más de la mitad en su presupuesto, alcanzando principalmente la oferta de inmuebles a la población de más baja renta. 

Al asumir, hace dos años, Temer prometió armar un gobierno “de notables”. Lo que hoy existe es un gobierno plagado de denuncias de corrupción, con ministros –por empezar por los dos más cercanos y poderosos– que tan pronto dejen sus puestos y pierdan el foro especial estarán en manos de la justicia de primera instancia. Destino, a propósito, al que está condenado el mismo Temer, que responde por dos denuncias y ve una tercera asomándose en el horizonte, congeladas mientras él sea presidente. 

La tan mencionada “reanudación económica” es otra mentira. El déficit primario del gobierno central deberá rondar los 139 mil millones de reales, lo que significa, al cambio actual, unos 37 mil 500 millones de dólares. El crecimiento del PIB, alegremente anunciado como de 3% este año, difícilmente alcanzará 2%. Los más cautos dicen que un crecimiento de 1,5 o 1,7% sería la proyección más prudente.

Es verdad que la inflación se mantuvo a niveles inéditos. Ocurre que el fenómeno se debe mucho más a la recesión, que alejó del consumo a la mayoría de los brasileños. Que, a propósito, dicen que el gobierno de Temer es pésimo (70%) y le reprochan masivamente su persona (82%).

En sus delirios palaciegos, Temer anunció que pretende presentarse a la reelección. Los sondeos indican que, hoy por hoy, 1% de los brasileños dicen que votarían en él. 

La celebración de dos años de hundimiento nacional antecedió, en cinco días, el hundimiento de su gobierno: el jueves 17 de mayo marcó el primer aniversario de divulgación de una conversación entre Michel Temer y el empresario Joesley Batista, en los sótanos del palacio presidencial. Entre otros maravillosos registros, la grabación clandestina que Batista realizó muestra cómo Temer lo aconseja a seguir comprando el silencio del principal operador del golpe institucional, Eduardo Cunha, quien presidió la Cámara de Diputados en la época de la destitución de Dilma Rousseff y desde octubre de 2016 ocupa una celda, condenado (hasta ahora: hay otras acusaciones) a catorce años y medio de prisión por corrupción.

Desde aquel 17 de mayo de 2017 –un año– el gobierno de Temer quedó paralizado. El escándalo ha sido fulminante, y lo único que hicieron el presidente y sus secuaces ha sido comprar diputados y senadores para impedir que fuesen juzgados y mantenerse en sus puestos. 

La verdad es que, en Brasil, no hubo ni hay nada para ser celebrado. El país retrocede en alta velocidad, y los más damnificados son los de siempre: los de abajo.  

Temer insiste en decir que defiende su legado. ¿Cuál legado? 

También dice que sabe cuál será su lugar en la historia. ¿Estaría, en un brote inesperado de sinceridad, refiriéndose al bote de basura de la historia?


Fuente: Página 12.




También te puede interesar

Trump alentó el derrocamiento de Maduro

En la ONU, el presidente de EE.UU deslizó que si el ejército venezolano se decidiera a ello, un golpe suyo contra Maduro podría triunfar rápidamente. Además pidió ayuda para la “restauración de la democracia” en Venezuela.

 

El "decreto Salvini" restringe las condiciones para pedir asilo y permanecer en el país

El consejo de ministros italiano aprobó hoy un decreto sobre la seguridad pública que endurece las medidas contra la inmigración, anunció el ministro del Interior, Matteo Salvini, líder de la derechista Liga.

 

Corbyn aceptará lo que le pida su partido

El líder laborista se opone a un segundo referéndum sobre el Brexit, pero respetará la opinión de la mayoría.

 

“En el Vaticano hay una guerra civil subterránea”

El vaticanista Politi señala que por primera vez se conjuga una oposición teológica conservadora y los ambientes políticos conservadores. “Los detractores del Papa se sirven de los escándalos de pedofilia para debilitarlo”.

 

En la recta final de la campaña en Brasil, una nueva encuesta los muestra liderando

El candidato del Partido Social Liberal (PSL) y ex capitán del Ejército alcanzó el 28 por ciento de las preferencias.

 

“Vi el dolor en su rostro”

El papa Francisco se reunió con el cantante de U2, Bono, ayer en el Vaticano y hablaron sobre el reciente descubrimiento de abusos en la Iglesia católica irlandesa.

 

La ardua negociación entre el Reino Unido y la Unión Europea

Para la UE, el Reino Unido tiene que revisar la cuestión de la frontera irlandesa y el marco de la cooperación económica; para el gobierno británico, el bloque debe flexibilizar su posición en esta etapa.

 

Haddad se fortalece de cara a un ballottage

El ex alcalde de San Pablo cuenta con el 19% de apoyo, 11 puntos más desde el último sondeo de hace una semana. En el primer puesto continúa el capitán retirado Bolsonaro, que subió de un 26 a un 28 por ciento.

 

 


Contenido exclusivo

 

El clima en Rafaela


 
 

Nuestras redes sociales


 
 
 
 
 

Cotizaciones


 
 
Encuentre el mejor servicio cambiario en
 

Encuesta


 

Información deportiva


 
 

Publicidades


   
   
Artistas Rafaelinos
www.marioliotta.com.ar
 

Partner de noticias de Radio San Patricio
 
   
   
 
 
 

© 2006-2018 Radio San Patricio - Todos los derechos reservados a sus respectivos autores.
Nos visitaron 4161156 personas.